El perito informático en el proceso judicial

Índice de contenidos

Perito informático

En muchos de nuestros artículos comentamos la importancia de contar con un experto en la materia. En este caso, a nivel informático el experto en la materia es el perito informático.

En este artículo describiremos, en primer lugar, la figura del perito informático y, en segundo lugar, su papel en el proceso judicial. 

¿Qué es un perito informático?

Los peritos informáticos son aquellos profesionales que, a través del requerimiento de un particular, empresa u organización, se encarga de analizar pruebas tecnológicas para poder presentarlas al tribunal durante un juicio.

Por todo ello, el peritaje informático es, aquella disciplina que ayuda al análisis de las pruebas informáticas para resolver casos judiciales a particulares y empresas. Además, esta disciplina se encuentra recogida en la Ley de Enjuiciamiento Civil en el artículo 335.1 el cual afirma que, en caso de ser necesario podremos aportar el proceso de dictamen de peritos.

¿De que se encarga?

Pues bien, explicado de forma sencilla, a lo que se dedica el perito informático es a realizar análisis forenses de dispositivos electrónicos como teléfonos, ordenadores, pendrives y Tablets, entre otros, a través de la extracción de su información. Una vez recabada toda la información realizará un informe detallado para presentarlo ante el tribunal.

¿Cuándo precisar de los servicios de un perito informático?

Son muchas las funciones que tiene un perito informático y, en todas ellas, se considera que se ha hecho un uso inadecuado de las tecnologías. A continuación, nombraremos algunos de los casos en los que puede intervenir un perito informático:

  • Casos en los que alguien espía nuestros dispositivos informáticos, como por ejemplo nuestra pareja a través de una app espía.
  • Certificaciones de conversaciones de mensajería instantánea (WhatsApp, Facebook Messenger, Line, Viber…)
  • Certificaciones de correos electrónicos y sus adjuntos.
  • Delitos de interceptación de comunicaciones (grabar conversaciones telefónicas de terceros).
  • Estafas a través de medios digitales (como hacer creer a la víctima que ha ganado un premio o el tan conocido timo nigeriano).
  • Delitos de pornografía infantil.
  • Difundir datos privados de terceros sin su consentimiento.
  • Despidos por el uso indebido de los dispositivos electrónicos de la empresa.
  • Acceso a documentos o ficheros de la empresa de forma ilegal.
  • Delitos contra la intimidad en internet (como difundir imágenes o grabaciones sin el consentimiento de la victima).
  • Otros delitos de ciberacoso como el stalking (acoso por internet) o el sexting (acoso con imágenes de carácter sexual).
  • Delitos de descubrimiento y revelación de secretos (inspección no autorizada al correo electrónico).
  • Violencia de género digital (como el control a través de redes o acoso).
  • Delitos contra la propiedad intelectual (como la piratería)
  • Delitos contra la propiedad industrial (como el espionaje industrial)

Muchos de estos casos se encuentran desarrollados a lo largo de nuestros artículos. Por lo tanto, os recomiendo que les echéis un vistazo en caso de que os interese saber más acerca de ellos.

El Perito informático en el proceso judicial ¿Cuál es su papel?

Una vez hemos requerido el servicio del perito informático porque consideramos que se ha cometido un delito y que es necesaria su intervención, este procederá a las siguientes etapas:

  • Una vez tenga en su posesión el dispositivo a analizar, lo primero que tendrá que hacer es preservarlo o resguardarlo obteniendo la información a analizar.
  • Para poder adquirir toda la información que contiene el dispositivo digital será necesario hacer un clonado de la información y, con todo lo recopilado emitirá un dictamen pericial informático.
  • Una vez esté realizado, se presentará el dictamen pericial y el perito deberá ratificarlo y defender el informe.
  • Ya, por último, nos quedará esperar la valoración del dictamen por parte del tribunal.

Es muy importante que, a lo largo de este proceso el perito informático cumpla de forma estricta y rigurosa con la cadena de custodia del dispositivo informático a analizar ya que, de no ser así las pruebas pueden ser contaminadas y suponer su invalidez ante un tribunal.

En conclusión, como hemos podido comprobar la figura del perito informático es necesaria, por no decir esencial en muchos de los casos judiciales. Sus informes acerca de las pruebas pueden ser en muchos casos determinantes en cuanto a la sentencia. Además, puedes requerir de sus servicios en muchos casos en relación con delitos cibernéticos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
0 Comentarios
¿Necesita de los servicios de un perito informático?
Contáctenos sin compromiso

©[current-year] Agencia web  Wellaggio