Robo de datos o información empresarial

Índice de contenidos

Robo de información

Todas las empresas poseen una gran cantidad de información que en muchos casos es muy valiosa. No es necesario que sea una gran empresa, una empresa pequeña podría tener información que fuera totalmente accesible al trabajador y pudiera ser del interés de otras empresas.

En el artículo de hoy hablaremos de cómo un trabajador puede robar datos o información a nuestra empresa con el fin de facilitársela a otra empresa y de la intervención del perito informático en este tipo de casos. 

¿Cómo se puede producir este robo de datos?

Son muchas las formas en las que un trabajador con acceso a la información de la empresa puede robar nuestros datos. Estos datos pueden ser desde listados de clientes, tarifas, proyectos, patentes o cualquier definición de procesos. A continuación, detallaremos cuales son las formas más comunes de robo de datos.

  • Dispositivos de almacenamiento externo

Aquí encontramos cualquier dispositivo que se introduce desde el exterior a nuestro ordenador como un disco duro o un “pendrive”. Si nuestro ordenador no está debidamente configurado para evitar este robo de información, el trabajador podrá fácilmente introducir en nuestro ordenador y pasarse toda la información disponible.

  • Correo electrónico

Lo mismo ocurre con el correo electrónico, el trabajador puede o bien a través del propio correo de la empresa o bien a través de cualquier correo privado enviar información mediante ficheros adjuntos de datos.

  • Almacenamiento en la nube

Algunas aplicaciones como Dropbox o Google Drive, permiten subir fácilmente información desde los ordenadores de empresa a la nube. Una vez esta información se encuentre en la nube el trabajador podrá acceder a ella desde cualquier otro dispositivo, aunque no sea de la propia empresa. 

Un trabajador ha robado información de mi empresa ¿Qué hago?

Antes de tomar cualquier decisión debemos estar seguros de quién es la persona que está filtrando la información y con que fines. No suele ser así, pero podría darse el caso de que hubiera sido un error y el trabajador no fuera consciente.

Una vez estamos seguros de esta filtración, deberemos, en primer lugar, ponernos en contacto con un profesional de la materia, que en este caso es el perito informático. Es muy importante que sea el perito informático el que realice este análisis ya que, aunque pueda parecer algo fácil mirar los correos y la nube de un ordenador de empresa, si la persona lo hace a sabiendas, se habrá preocupado de borrar cualquier rastro y, además, podríamos entorpecer la faena del perito posteriormente.

El perito informático, al contar con una tecnología y unos medios específicos para este tipo de casos, es capaz de destapar todos los pasos que ha seguido el trabajador para filtrar la información incluso aun habiéndolos borrado.

¿Podemos denunciar a un trabajador que filtra la información de la empresa?

La respuesta es claramente sí y además constituye un delito recogido en el Código Penal. Este delito lo encontramos en el artículo 279 y castiga a las personas que revelen o cedan un secreto de empresa habiendo llevado a cabo de forma legal o contractual la obligación de guardarlo. Este delito conlleva penas de uno a cuatro años de prisión y multa de 12 a 24 meses.

Actuación del perito informático en el robo de datos

El perito informático, una vez contactemos con él, será el encargado de analizar de forma rigurosa los dispositivos electrónicos desde los que se considera que el trabajador está filtrando información de la empresa. Este análisis lo llevará de forma muy precisa siguiendo la cadena de custodia correspondiente (Notaria) para evitar el acceso por parte de otras personas a los dispositivos electrónicos y su posible manipulación.

Con toda la información que pueda recabar de los dispositivos que le proporcionemos realizará un informe pericial donde encontraremos si se ha producido realmente esa filtración de información, cómo ha sido, hacia donde ha sido y demás.

Una vez tengamos en nuestras manos el informe pericial, podremos tomar las acciones que creamos oportunas en cuanto al trabajador que ha producido la filtración ya sea sancionándolo, despidiéndolo o incluso interponer una denuncia.

En el caso de la denuncia será esencial el informe pericial pues lo presentaremos como prueba ante el juzgado. Al ser un escrito redactado por expertos y con todas las garantías legales, no podrán echar atrás la prueba y será un punto a nuestro favor.

0 Comentarios
¿Necesita de los servicios de un perito informático?
Contáctenos sin compromiso

©[current-year] Agencia web  Wellaggio