¿Vas a pedir un crédito? Recomendaciones para evitar ser estafado

Índice de contenidos

crédito

¿Vas a pedir un crédito? A raíz del artículo de estafa utilizando la Marca del Banco PArivas, hemos recibido una gran cantidad de solicitudes de asesoramiento, preguntando desde la licitud de créditos a otras estafas.

Debido a la situación actual de la pandemia la situación de los ERTES, así como la perdida de empleo y cierre de empresas está llevando a una situación en la que las personas no tienen liquidez para hacer pagos y enfrentar sus necesidades básicas.

Para cubrir esa necesidad una solución a corto plazo es solicitar un crédito, al menos facilita cubrir una necesidad en un momento puntual. Es una opción.

Créditos:

Hay una regla básica, para que una entidad financiera te de un préstamo o crédito, tiene que tener unas garantías de que el cliente va a devolver el dinero, o si no lo hace, que la entidad financiera tenga la posibilidad de recuperar el dinero. En base a esa garantía se calcularán los tipos de interés. En otras palabras, no darán un crédito a una persona que sea incapaz de devolver o avalarlo. Hay varias formulas y seguros con las que las entidades financieras se guardan de no perder el dinero que prestan. (No trataremos en este artículo sobre ellas).

Teniendo el punto anterior en cuenta, las personas más vulnerables son las que más dificultades tienen para obtener créditos. Por lo general estas personas no tienen conocimientos ni la capacidad para detectar posible estafa. No es un sesgo cultural, personas preparadas pueden caer en este tipo de estafas. Si a esto le añadimos que los trámites y servicios se realizan por internet los riesgos aumentan exponencialmente, y es mucho más difícil identificar al estafador.

En este punto hay que diferenciar entre la estafa y la mala praxis o la usura.

Estafa:

Se suele pedir una cantidad en concepto de gastos de gestión para tramitar el préstamo, abrir una cuenta o realizar un seguro. Una vez realizado el pago, el préstamo no se llega a realizar.

Usura:

Identificada la necesidad, se realiza un préstamo con un índice de interés muy alto. Por ejemplo, vemos una empresa que se anuncia en el metro de Madrid en el que se ofertan 300e con un plazo a devolver de 3 meses y con 90 euros de gastos de gestión.  Y de no hacer una devolución del dinero en el tiempo acordado se aplican unas tasas de interés muy altas. Más allá del 20% de interés se considera Usura y el préstamo puede ser cancelado.

90 €e de gastos de gestión, en un monto de 300 €. Es demasiado, y es un interés encubierto. La persona que solicite un crédito tan pequeño a devolver tan pronto con una tasa de interés tan alto no tiene sentido. Y difícilmente 300 € arreglaran su situación.

Objetivamente no es funcional, no genera confianza y no sé hasta qué punto es legal. Que un contrato se indiquen unas condiciones y sean firmadas por ambas partes tienen que estar dentro de unas condiciones y un marco legal.

Por ejemplo:

crédito

crédito

Metro de Madrid debería filtrar mejor sus anuncios….

Para evitar el fraude

1.- Identifica al prestador del servicio:

Por lo general, el servicio del préstamo se sustenta en una página web. Verifica si la página web tiene aviso legal. Es obligatorio que se identifique la empresa o el prestador del servicio. Con un domicilio fiscal y un número de NIF o CIF. Los datos son indispensables para poder identificar a la empresa en caso de que algo salga mal. Tras verificar que tiene aviso legal, realiza una búsqueda en internet con esos datos para verificar si son reales.

2.- Entidad financiera o prestamista:

Cuando se realice un préstamo, se puede conseguir de dos formas, que te lo de un banco, o que un intermediario avale el préstamo y se lleve una comisión. Si es un intermediario lo ideal será pedir al banco el crédito directamente y ahorrarse la comisión.

3.- Contrastar la información:

Si recibe una llamada de una persona que dice ser de un Banco o entidad financiera y le ofrece un servicio llame al banco para contrastar dicha información. Busque en internet la página oficial del banco, revise su aviso legal y llame para preguntar por el servicio y la persona que le ha llamado.

Si le resulta algún dato raro, como por ejemplo la baja tasa de interés del préstamo pregunte a que se debe. En este caso las entidades financieras están facilitando créditos a bajo interés porque se está dando liquidez desde el banco central europeo para estimular la economía.

4.- Verifica los datos:

Se dará a firmar un contrato para realizar el préstamo. En dicho contrato se identifica a la empresa, su domicilio y su código fiscal. Revisa esos datos si son correctos mediante una búsqueda en internet. Si buscas nombre y numero fiscal en internet de una empresa real aparecerá en algún registro público.

Si es un banco Online, verifica si ese banco existe y si tiene sede en la Unión Europea. Si no tiene sede en la Unión Europea es más difícil de reclamar en caso de haber un problema, tus derechos como ciudadano europeo no están garantizados.

5.- Si te piden dinero:

Desconfía, sobre todo si las entidades que participan no son conocidas y no cumplen con los datos.

6.- Revisa las Marcas:

Se utiliza el engaño o marcas conocidas para generar confianza. Por ejemplo, la marca del banco Paribas o pasarelas de pago conocidas. Como XOOM (pasarela de pago de Paypal)

De tal forma que si el usuario busca Xoom y la empresa se llama “Xoom – Credit” la relacionará con PayPal una plataforma que le genera confianza. Pero Xoom y “Xoom . Credit” no es lo mismo.

7.- Garantías de devolución:

Para darte un préstamo necesitan unas garantías de devolución. Si no te piden algún tipo de garantía pregunta por ellas, y que suponen para tí.

 

Nosotros somos peritos y no somos los profesionales adecuados para hacer este tipo de reclamaciones, el profesional adecuado seria un abogado especializado en este tipo de casos, como pueden ser nuestros compañeros de Legal Orbis

0 Comentarios
¿Necesita de los servicios de un perito informático?
Contáctenos sin compromiso

©[current-year] Agencia web  Wellaggio