Por qué las capturas de pantalla no son pruebas válidas en juicios

Tabla de contenidos

Cuando debes empezar un proceso legal es importante que te asesores con expertos. Y que además recaudes todo lo que pueda ayudarte a defender tu posición. Hoy, como peritos informáticos expertos, te explicaremos por qué las capturas de pantalla no son pruebas válidas en juicios. Y cómo deben ser las pruebas digitales y documentales para ser aceptadas.

Pruebas digitales en juicios

Es válido presentar pruebas digitales en un juicio; sin embargo, estas deben pasar por un proceso de validación mediante el cual se demuestre la autenticidad de las mismas. Ahí es donde entra en juego el perito informático.

El perito es capaz de obtener toda la información de las pruebas para que puedan ser verificadas. Esto incluye la fecha, geolocalización, dispositivos utilizado (emisor y receptor) etc. Luego de recoger los datos, es capaz de presentarla de manera objetiva al juez para que sea considerada en el juicio.

En los últimos años ha habido un incremento importante en el uso de las pruebas digitales como una manera de comprobar los hechos. Pero hay que tener claro que esas evidencias deben recibir un tratamiento especial y no se pueden presentar a la ligera; por ejemplo, mediante la captura de pantalla de una conversación en WhatsApp, ya que no será válida.

La relevancia de las pruebas en procesos legales

Las pruebas son elementos que permiten al juez determinar si un hecho es cierto y, de esta manera tomar una decisión justa. Mediante las pruebas es posible tomar una decisión objetiva, con lo que se garantiza la imparcialidad del proceso.

Con la presentación de estos elementos también se protegen los derechos de las partes, ya que ambos pueden presentar sus argumentos durante el juicio.

Te puede interesar  ¿Qué se necesita para trabajar en informática forense?

Las pruebas pueden ser testimonios, documentos, objetos, pericias, entre otros. Y será el juez quien determine si son admisibles en el juicio.

Entre los tipos de pruebas que se pueden utilizar en los juicios están las electrónicas. Por ejemplo, correos electrónicos, redes sociales, imágenes de vídeo y audios, sitios web, mensajes de WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería, entre otros. Sin embargo, estas deben recibir un tratamiento especial para poder ser utilizadas en el proceso.

Fases para identificación y uso de pruebas electrónicas

Las pruebas electrónicas deben pasar por una serie de fases antes de poder presentarlas en un proceso judicial.

  • Obtención de la información: Las partes involucradas deben conseguir o acceder a la información de forma legal. Es importante que no violen la ley o derechos fundamentales.
  • Incorporación de los datos al proceso: Para que las pruebas puedan incorporarse al proceso deben cumplir con algunos requisitos de pertinencia, necesidad, solicitud y otros.
  • Valoración de la prueba: Posteriormente la evaluará el juez o el tribunal. Esto significa que discutirán que nivel de credibilidad posee.

Es importante que las pruebas de origen digital pasen por este proceso, ya que la probabilidad de que estas sean manipuladas es muy variable. Por eso es que el órgano judicial debe tomar las medidas necesarias para verificar su veracidad.

Por qué las capturas de pantalla no son pruebas válidas en juicios

Es común que las personas muestren o quieran presentar pantallazos o capturas de pantalla impresas como pruebas dentro de un proceso judicial.

En algunos casos aceptan este elemento en un primer momento, pero por lo general el juez las considera como pruebas sin verificación o inválidas. Esto se debe a lo siguiente:

Te puede interesar  ¿En qué consiste un peritaje informático forense?

Los pantallazos o capturas de pantallas de dispositivos electrónicos son fácilmente manipulables. Estas pueden ser modificadas por ambas partes implicadas o incluso por terceros. Por tanto, dejan de ser confiables.

En algunas plataformas y redes sociales como WhatsApp y Facebook pueden modificarse las conversaciones. Y también existe la posibilidad de borrar mensajes.

Por otro lado, en este tipo de sitios es común que se cometan delitos informáticos como el robo de identidad. Y en caso de mostrar una captura de pantalla, no existe una forma de comprobar quién está detrás de ese chat realmente.

A pesar de esto, puedes conseguir la ayuda de un perito informático profesional que verifique la autenticidad de la prueba. Y que realice un informe que puedas presentar al juez. Este tomará la decisión de si tomar la captura como válida o simplemente descartarla.

Esta acción suele alargar y volver mucho más tedioso el proceso del juicio. Por eso muchos no están dispuestos a realizarlo.

La importancia del perito informático

No sorprendente que la tecnología haya revolucionado el ámbito legal y ello se demuestra con el aumento de la evidencia digital en casos judiciales. Por ello, la figura del perito informático también es crucial en la administración de justicia.

El perito informático contribuye a verificar y autenticar las pruebas digitales. Estos profesionales se encargan de elaborar los informes objetivos para el juez.

Verificación y autenticidad de pruebas digitales

Los mensajes de textos, correos electrónicos, registros telefónicos y otros elementos se presentan con frecuencia como evidencias en los juicios. Para ello es necesario comprobar su autenticidad para garantizar un juicio justo. Es aquí donde se necesita la experiencia del perito para recuperar y analizar los datos digitales que se presentarán al tribunal.

Te puede interesar  El Perito Informático y la Peritación de Dispositivos Móviles

Un perito informático WhatsApp determina si la evidencia es una representación fiel de la información original o si ha sido manipulada. Sus tareas incluyen verificar las marcas de tiempo, la integridad de los archivos y la cadena de custodia de la evidencia.

Elaboración de informes objetivos para el juez

A partir de su análisis, el perito informático elabora el informe técnico que resume sus hallazgos. Este documento debe ser imparcial y objetivo, y mostrar los metadatos de la evidencia digital presentada.

El informe, además, detalla información como el proceso de análisis, las herramientas utilizadas, las conclusiones y las recomendaciones. De esta manera, ayudará al juez a comprender la evidencia digital y tomar una decisión informada.

La redacción de los informes deben ser claros, concisos y sin jergas técnicas para que todos los involucrados los puedan entender.

En conclusión, para que una prueba digital de este tipo se considere como válida, debes emplear herramientas o profesionales que certifiquen de forma objetiva la veracidad del elemento. Un perito informático será tu mejor apoyo.

Ahora que sabes por qué las capturas de pantalla no son pruebas válidas en juicios, toma la información en cuenta y contacta a uno de nuestros peritos informáticos para que te asesore sobre los procedimientos para obtener pruebas digitales relevantes. También podemos ayudarte en resolver otros casos como delitos informáticos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Picture of D. Eduardo García de la Beldad Sanchis

D. Eduardo García de la Beldad Sanchis

Experto Universitario en Análisis Forense Web y Redes Sociales en Ciberseguridad y Peritaje Informático Judicial, en Derecho Informático y Peritaciones Judiciales, en Hacking Ético de Sistemas y Redes de la UDIMA. Experto Universitario en Delegado de Protección de Datos LOPD. Master en Informática Forense y Delitos Informáticos (UDIMA).

Comparte este post:
Posts relacionados
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?