¿Qué es el grooming?

Tabla de contenidos

El uso de internet por parte de los menores se ha ido generalizando y esto aumenta los riesgos de que sean víctimas de ciberdelitos. Hoy queremos hablar sobre qué es el grooming y cómo se puede prevenir. Es responsabilidad de los adultos prevenir y educar a niños y adolescentes para evitar que sean víctimas de acoso y abuso sexual en internet.

¿Qué es el grooming?

El grooming es una práctica en la que un adulto contacta a un menor de edad a través de internet u oros medios digitales con el fin de acosarlos e involucrarlos en alguna actividad sexual.

Por lo general, el agresor se hace pasar por alguien menor, finge compartir sus intereses y le hace regalos. Una vez que ha ganado su confianza, le pide fotos o vídeos con contenido sexual al menor y lo amenaza con compartir el material que tiene si no hace lo que le pide. Esta práctica es un delito grave que puede provocar problemas psicólogos en las víctimas.

El engaño pederasta se considera parte del ciberbullying en las redes sociales.

Evitar este problema es relativamente sencillo. Lo principal para ello es tomar ciertas medidas preventivas y de seguridad informática en lo referente al uso de estas herramientas por parte de los menores.

El tema del grooming nos afecta a todos. Da igual que tengamos hijos o no, también tenemos sobrinos, hermanos pequeños, alumnos o quizás tan solo tenemos niños alrededor que, aun no teniendo vínculos con ellos, merecen y necesitan nuestra atención y protección.

No hay que entrar en pánico. Muchos estudios confirman que el uso de Internet y de dispositivos electrónicos aumenta el desarrollo de habilidades digitales que, en un futuro, serán imprescindibles para los más pequeños en esta era informatizada en la que vivimos. Sin embargo, es importante que su uso esté supervisado por un adulto. Por esta razón, encontramos muchos dispositivos con configuraciones especializadas de control parental.

Para saber qué es el grooming no nos basta saber que es un tipo de acoso y abuso sexual sobre menores. Este es el término que se usa para definir el acercamiento de algunas personas a menores. Estas buscan la confianza de niños y jóvenes para poder crear lazos emocionales, con el objetivo de abusar sexualmente de ellos en el futuro.

El grooming se da en todo tipo de lugares y situaciones; en la propia casa del menor, en el barrio local, en el colegio o instituto. Cuando hablamos de los peores casos, encontramos situaciones en las que los pequeños han sido introducidos en ambientes de explotación sexual y prostitución.

¿Quiénes son los groomers?

Los groomers que buscan dañar al menor pueden ser hombre y mujeres, independientemente de la edad, el nivel social o económico.

Más de 90 % de menores víctimas del grooming, fueron abusados por personas que conocían.

Los groomersLos groomers invierten mucho tiempo para conseguir la confianza de los menores, incluso de sus familias:

  • Fingen ser otra persona.
  • Ofrecen compasión, comprensión y consejos.
  • Dan regalos a los menores e incluso a sus familias.
  • Usan su profesión o reputación.
  • Preparan eventos o invitan al menor y a sus familiares a fiestas, viajes, paseos.

Los groomers buscan conseguir la mayor cantidad de datos personales y de contacto del menor. Seducen a estos y los provocan a través de discursos y contenido audiovisual de naturaleza sexual. El objetivo es que el menor realice actos de naturaleza sexual y conseguir fotos o vídeos de ello para luego amenazarlo o chantajearlo.

Una de las herramientas más frecuentes para el grooming es usar secretos del menor para hacerlo sentir culpable y avergonzado. Evitando así que muchos menores que son víctimas, se atrevan a contarlo y denunciar.

Te puede interesar  ¿Cómo proteger tu privacidad en WhatsApp?

Las redes sociales son usadas por los groomers para que el acto sea más rápido y de forma anónima. Se harán pasar por personas de su edad, menores que quieren ser sus amigos. Estudios realizados en referencia al grooming demuestran que los niños más vulnerables se encuentran entre las edades de 11 y 15 años.

Fases del grooming online

Existen una serie de conductas frecuentes entre las personas que cometen grooming. Estas acciones van dirigidas a ganarse la confianza de sus víctimas hasta que hacen peticiones de naturaleza sexual. Se pueden resumir de la siguiente manera:

Establecimiento de contacto

La primera fase del grooming corresponde a la toma de contacto con el menor para iniciar una amistad. Es común que esto se haga a través de redes sociales, aplicaciones de mensajería como WhatsApp, comunidades online y chat de videojuegos.

Por lo general, el abusador se hace pasar por otra persona y crea un perfil de alguien con edad similar a la de la víctima. Después del primer contacto comienza a conversar y a empatizar con el menor para hacerle creer que están iniciando una amistad.

Ganancia de confianza

El siguiente paso del abusador es ganarse la confianza de su víctima. Para ello se convierte en su confidente, escucha sus problemas, le puede llegar a hacer regalos y trata de conseguir la mayor cantidad de información posible.

Aprovechando la confianza que ha ganado, el abusador comienza a introducir conversaciones de carácter sexual. El objetivo de ello es que se familiarice con este tema y que se sienta cómodo para obtener confesiones íntimas y material sexual.

Aislamiento de la víctima

Una vez que ha conseguido la confianza de la víctima, el abusador busca alejarla de su red de apoyo natural. De esta manera, el menor tiene la percepción de que no puede recurrir a nadie para hablar de lo que ocurre. El groomer insistirá en que todo lo que hablan o hagan debe mantenerse en privado.

Peticiones y agresiones sexuales

Todo este proceso lleva a lo que es el objetivo real del grooming, que es conseguir material sexual o incluso el abuso sexual físico.

Suele iniciar con conversaciones y envío de material de carácter sexual, luego le pide a la víctima que también le envíe imágenes o vídeos suyos. Es probable que al principio solo pida material sugerente para evitar que la víctima se niegue.

Una vez que obtiene el material lo usa para chantajear y amenazar a su víctima para obtener material aún más comprometedor o llegar al abuso físico.

¿Cómo se desarrolla el grooming?

Es frecuente que los ciberdelincuentes lleguen a su objetivo aprovechándose de la inocencia de sus víctimas. Además, estos suelen utilizar técnicas de engaño basadas en conductas sociales. Esto se denomina ingeniería social. Es un término que hace referencia a la manipulación psicológica y la seducción que tiene como objetivo que la víctima facilite información o realice actos que la pongan en riesgo.

Uno de los ejemplos más comunes que nos hemos encontrado en nuestras investigaciones es cuando el adulto seduce al menor a través de la atención y el afecto. El groomer escucha sus problemas, intenta empalizar con él e incluso le hace regalos. El agresor introducirá de forma sutil el contenido sexual a sus conversaciones, terminando por mostrar al menor material explícito, buscando el contacto cara a cara.

Cada caso afecta de forma diferente a la víctima, puesto que cada persona es un mundo. Dentro de qué es el grooming, la parte más dura, quizás sean las consecuencias de este. Uno de los daños relacionados con esta práctica son los problemas psicológicos. Esto se debe a la manipulación y/o el control que han podido sufrir por el adulto abusador.

Te puede interesar  Cómo detectar micrófonos ocultos

Si ha llegado a producirse un encuentro, se suman las consecuencias de carácter físico. Estamos hablando de que posiblemente se haya llegado a producir un abuso sexual.

Dentro del grooming encontramos el sexting: esta es una práctica donde el adulto consigue material audiovisual explícito del menor. Aquí nos enfrentamos a casos de pedofilia, trata y explotación infantil y difusión de pornografía de menores.

grooming en españa

Estadísticas y casos reales de grooming

Los delitos sexuales están entre los ciberdelitos más comunes en España y el grooming entra en esta categoría. En el año 2022 hubo 954 denuncias de delitos sexuales a través de internet que tuvieron como víctimas a menores de edad, según datos del Ministerio del Interior español.

Por otra parte, el estudio de Save the Children en el que se analizaron las sentencias de casos de grooming en España, indica que el 57,4 % son niñas y el 42,6 % son niños. La edad promedio en la que se cometen los abusos son los 13 años y en la mayoría de los casos, el 47,5 %, el victimario es un desconocido.

Algunos casos conocidos incluyen el de un joven residente en Cádiz que utilizaba varios perfiles para captar víctimas. Les pedía fotos y vídeos bajo la amenaza de tomar control de su ordenador. Llegó a contactar más de 250 víctimas.

Otro caso documentado es el de un hombre que contactó a dos chicas menores mediante un grupo de WhatsApp. Les pidió imágenes y las obligaba a hacer videollamadas masturbándose. Llegó a acceder a las redes sociales de una de las chicas y publicó material sexual.

¿Cómo se puede prevenir el grooming?

Debemos saber que las víctimas del grooming pueden tener consecuencias fatales. A pesar de esto, el método más sencillo para luchar contra este problema, es la prevención.

Algunas de las sugerencias más efectivas a la hora de luchar contra el grooming en Internet son:

  • No facilitar el acceso a extraños de información personal o contenido audiovisual que pueda usarse con fines malintencionados.
  • No acceder, bajo ningún concepto, al chantaje. Esto lo único que hará será aumentar el poder del acosador.
  • Analizar e informarse sobre los delitos en los que ha incurrido el groomer. Esto ayudará a la hora de denunciar la situación.
  • Mantener la seguridad y confidencialidad de las cuentas de usuario y las contraseñas, así como las propias de los dispositivos electrónicos.
  • Recoger todas las pruebas posibles de la actividad delictiva. Esto puede ser a través de capturas de pantalla, conversaciones, mensajes. Toda aquella información que se pueda utilizar para demostrar las acciones del acosador o dar pistas sobre cómo actúa o dónde está.
  • Pedir ayuda. Contar con profesionales que sepan cómo funcionan estas situaciones. Por ejemplo, nuestro equipo de peritos informáticos lleva años luchando y especializándose con este tipo de ciberdelitos. Aparte, también es necesario pedir ayuda en el ámbito de la salud, puesto que es una situación que conlleva altos grados de estrés emocional. Apoyar a las menores víctimas de esta situación, sin juzgarlos ni machacarlos más de lo que la propia situación lo hace ya.
  • Realizar una denuncia. Siempre que se produzcan situaciones de abuso, independientemente del ámbito, hay que denunciar.

¿Cómo proteger a los menores del grooming?

No se deben de tomar medidas drásticas como prohibir el uso de Internet y las redes sociales a los menores. Una vez ya sabemos qué es el grooming, también debemos tener en cuenta que el uso de Internet es algo que forma parte de nuestra vida diaria y esto, va en aumento.

Te puede interesar  ¿Cuál es el papel de un perito en una audiencia?

Nuestra sociedad está evolucionando de tal forma que, el uso de estas herramientas y medios de comunicación, son imprescindibles. Prohibir a un menor usar internet hace que se le niegue también el acceso a recursos de enorme utilidad, como información, entretenimiento y conocimientos.

No es posible evitar que los menores utilicen los medios digitales. Esto forma parte de su vida. Por otra parte, es necesario aconsejarles sobre los medios de protección que deben usar para realizar un uso adecuado y seguro de estos medios.

Algunos de los puntos clave para evitar ser víctimas de cualquier tipo de acoso son:

Concienciar a los menores el uso de Internet y las redes sociales

Este es, muy probablemente, el punto más importante de todos. La forma más efectiva de mantener a los menores protegidos es haciéndoles conocer todos los riesgos a los que pueden llegar a enfrentarse. Educar a los niños sobre la seguridad informática es vital. También deben conocer adecuadamente cómo pueden verse afectados, pero principalmente, saber cómo evitarlos.

Vigilar el uso de Internet y las redes sociales de los menores

Es necesario conocer lo que publican nuestros hijos en las redes. Debemos saber orientar a los menores para que no den información personal y privada.

Es frecuente que encontremos perfiles de menores de edad con información como el número de teléfono, la dirección o el colegio al que asisten a clase.

También debemos evitar que los menores hablen con desconocidos.

Tener una buena comunicación con los menores

Es importante que los hijos estén adecuadamente acostumbrados a hablar con sus padres. Que exista una confianza y un ámbito de comunicación hará que si el niño necesita ayuda, recurra al adulto para solucionar el problema.

Utilizar herramientas de seguridad

En lo referente a la protección, las herramientas de seguridad informática son fundamentales. Es importante contar  con el apoyo de estas, que servirán para proteger nuestros ordenadores de programas maliciosos y ciberdelitos.

También podemos contar con la opción de control parental. Este tipo de control es esencial para cuidarse del grooming. Da la opción de filtrar contenidos y sitios web indeseados, potencialmente peligrosos para los niños.

Consejos contra el grooming

Aunque habiendo hablado sobre qué es el grooming pensemos que es un riesgo complicado, la realidad es que evitarlo es relativamente sencillo.  Tan solo necesitamos la participación familiar y educacional hacia los menores.

Necesitamos adultos que sean responsables. También debemos  contar con profesores y gobiernos que tengan interés. Así como apoyar y fomentar le las campañas y las leyes sobre seguridad informática. Entre todos podremos erradicar las conductas agresivas que afectan a los menores.

La mayor contribución contra las amenazas en la red es la participación de los usuarios que siguen herramientas y pautas adecuadas de seguridad. Debemos aprender a disfrutar de la tecnología en ambientes seguros.

Desde la experiencia de nuestra agencia e peritos informáticos forenses, podemos ofrecer unos consejos contra el grooming básicos:

  • Mantener conversaciones abiertas con los menores parta crear confianza.
  • Controlar y mantener bajo supervisión el uso de Internet y las redes sociales de los menores.
  • Instalar programas especializados como antivirus y softwares de control parental.
  • Dar a conocer y concienciar a los menores sobre los peligros.

Esperamos que este post sobre qué es el grooming sea de ayuda. En caso de querer saber más o conocer nuestros servicios, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Ofrecemos asesoramiento personalizado y completamente gratuito.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Picture of D. Eduardo García de la Beldad Sanchis

D. Eduardo García de la Beldad Sanchis

Experto Universitario en Análisis Forense Web y Redes Sociales en Ciberseguridad y Peritaje Informático Judicial, en Derecho Informático y Peritaciones Judiciales, en Hacking Ético de Sistemas y Redes de la UDIMA. Experto Universitario en Delegado de Protección de Datos LOPD. Master en Informática Forense y Delitos Informáticos (UDIMA).

Comparte este post:
Posts relacionados
Perito informático

Perito criptomonedas

En los últimos años, el surgimiento de las monedas virtuales ha revolucionado el sistema financiero global. Sin embargo, este nuevo

Leer más
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?